Rencontres

Añada 2018 / Aurelio Garcia

Aurelio Garcia
Director Tecnico,
Valquejigoso (Madrid, Spain) y Vinicola Santa Elena (Aguascalientes, Mexico)

La añada 2018 fue una añada de bondad en la mayor parte de viñedos de España, pues a finales de enero empezaron a sucederse las precipitaciones en forma de nieve y lluvias abundantes. => LIRE PLUS Estas precipitaciones se prolongaron hasta mediados del mes de abril, lo cual sirvió para que la planta tuviese buena vegetación, esto junto con un verano en el que en España apenas tuvimos días de condiciones climáticas adversas para las planta (es decir, los días temperaturas máximas de más de 32 ºC y humedades relativas menores al 20 %). En concreto, en Valquejigoso (Madrid), apenas tuvimos 7 días donde estas condiciones adversas se sucedieron, esto nos permitió tener una cosecha con más uva de lo normal y con una madurez fantástica, la cual, se caracterizó por tener grados alcohólicos potenciales y pH menores que en añadas anteriores, resultando una añada fresca, sabrosa y de tanino elegante. En la añada 2017 las condiciones de temperatura máxima y HR antes indicadas, fueron superadas durante varios días, y en varias ocasiones durante varios días seguidos, lo cual generó situaciones de estrés para la planta, esto provocó tener que actuar sobre la planta con precisión a nivel de riego, disposición de la vegetación para buscar sombrear el racimo y descargar considerablemente la carga por planta, de forma, que de este modo, conseguimos llegar a una buena maduración, pero resultando una buena añada, pero en Valquejigoso la percibimos como una añada más caliente y redonda. Sin lugar a dudas, en mi zona que normalmente tenemos añadas caracterizadas por ser de mucho calor y pocas precipitaciones, en el 2018 hemos estado ante una vendimia con la que soñamos año tras año, al principio, con las primeras parcelas a vendimiar nos surgían de dudas sobre cuándo vendimiar, dado que el escenario en el que estamos acostumbrados es de vendimiar uvas más maduras, pero al día siguiente cuando volvía a la viña, reflexionaba y decía, estas uvas hay que cortarlas ya, son perfectas, frescas, maduras,..., son las uvas con las que sueños todos los años, y este 2018 las hemos tenido.